Dentro de las muchas experiencias que existen en cuanto al hecho de aprender inglés hay algunas que resultan muy novedosas y diferentes, ese es el caso de aprender inglés en una granja.

Se trata de un programa especial en el cual se va a convivir con una familia en el granja por lo cual se tendrá la oportunidad de ver cómo trabajan, ayudar en las tareas rurales, estar en contacto con la naturaleza mientras se practica el idioma inglés con la propia familia. A cambio de ello, la familia en el extranjero te brindará pensión completa y por supuesto el alojamiento.

Qué beneficios existen de aprender inglés en una granja

Algunos de los tantos beneficios que existen de estos programas son:

  • Tienes que tener un nivel mínimo de inglés, con lo cual sabes que vas a poner en práctica todos tus conocimientos.
  • No hay clases de inglés. Tus conocimientos del idioma estarán en la práctica diaria con la familia y el resto de personas en la granja.
  • Harás trabajos manuales ayudando al mantenimiento de la granja, lo que te permitirá tener otro tipo de conocimientos además del propio idioma.
  • Al estar conviviendo con la familia, te fusionarás con su cultura, siendo uno más de ellos.
  • El contacto con la naturaleza te brindará la paz necesaria para desconectarte al máximo de la ciudad.

Este tipo de experiencias están pensadas para aquellos que buscan algo diferente y que desean realmente convivir con personas locales, por eso es que se exige un nivel de inglés mínimo ya que no habrá clases presenciales, aunque por supuesto, en tu día a día podrás consultar alguna duda con tu familia de acogida.

En CIE llevamos años organizando este tipo de experiencia. Si quieres saber más no dudes en consultarnos.