Muchos jóvenes buscan algún tipo de experiencia particular en sus vidas que les permita vivir un tiempo en una zona diferente, con nuevas personas, tener una experiencia laboral y aprender inglés. Una de las tantas opciones que existen es el ser Au Pair en el extranjero.

Una Au Pair es una modalidad de trabajo que consiste en el cuidado de los niños que hay en la casa y en ayudar en las tareas domésticas. A cambio de ello, la familia ofrece alojamiento, los gastos generales de comida diarias y una remuneración.

Es una opción muy buena para quienes buscan vivir en el extranjero ya que estarán en un entorno natural en el que tendrán que convivir y hablar inglés en todo momento. Además, resulta una forma muy económica ya que tendrán el alojamiento asegurado y casi todos sus gastos diarios cubiertos. El dinero recibido pueden invertirlo en clases de inglés particulares o en algún tipo de viaje si lo desean.

Generalmente los programas de Au Pair tienen una duración que van de los 6 meses a los 12 meses, aunque existen programas específicos de verano que brindan estancias más cortas. Cuando el período de tiempo termina, se puede llegar a estirar durante un tiempo más si tanto la familia como el interesado lo desea.

En cuanto a la jornada laboral, suele ser de unas 5 o 6 horas, lo que permite que el resto del tiempo se pueda invertir en cosas personales como conocer la ciudad, salir de compras, hacer nuevos amigos o incluso participar en un curso de inglés para acelerar el proceso de aprendizaje. También se tendrá de al menos un día libre. Las condiciones pueden variar de una familia a otra por eso hay que consultarlo previamente en la contratación del programa de Au Pair en el extranjero.