Cada día son más las personas en el mundo que se vuelcan al aprendizaje de idiomas. Comprender que su aprendizaje no sólo tiene que ver con una cuestión de tener herramientas para poder desenvolverse en otros países y en otra cultura sino que también nos brinda beneficios para nuestra vida cotidiana, son algunos de los tantos motivos que te pueden motivar a aprender un segundo idioma, o incluso un tercer idioma.

Qué me aporta aprender un segundo idioma

  • -Mayores oportunidades laborales: El mundo laboral cambia constantemente. La competencia se hace notar y es por eso que para ser parte de ello, es fundamental conocer otros idiomas, sobre todo tener como segundo idioma el inglés, idioma casi universal.
  • -Impulsar nuestro cerebro: El hecho de aprender un segundo idioma hace que nuestro cerebro se mantenga en activo. Según estudios científicos está demostrado que el aprendizaje de idiomas ayuda a mejorar la memoria, a tener mayor concentración y a que el deterioro cognitivo, propio de la edad, sea mucho más lento.
  • -Conocer nuevas personas: Está claro que la oportunidad que ofrece el aprender un segundo idioma está relacionado con el hecho de poder conocer nuevas personas y otra cultura que perfectamente podrían convertirse en nuevos amigos.
  • -Mejor autoestima: El aprendizaje de un idioma se puede dar a cualquier edad. El hecho de comprobar que somos capaces de comunicarnos con una segunda lengua hace que mejore nuestra autoestima viendo que podemos lograr cada reto que nos proponemos en nuestras vidas.
  • -Disfrutar de obras en su lengua original: No es lo mismo ver una película en idioma original que traducida así como tampoco es lo mismo leer un libro en su idioma original que en la traducción a tu propio idioma. Tener la posibilidad de acceder a ellos en el idioma original que fueron concebidos te permitirá disfrutar de una riqueza cultural mucho más amplia y divina.
  • -Facilidad de aprendizaje: Si estás por aprender un tercer idioma, notarás cómo haz adquirido algunas herramientas y facilidades que te permitirán incorporar mucho más rápido este nuevo conocimiento.

Está claro que aprender un segundo idioma o un tercer idioma sólo aporta beneficios a nuestras vidas, y mucho más si tenemos la oportunidad de practicarlo y de perfeccionarlo en un país que su lengua materna sea el idioma que queremos incorporar a nuestra vida. ¡Suerte!