Como con casi todo en la vida, en lo que se refiere a estudiar un idioma en el extranjero, hay algunos mitos que hacen que se genere información distorsionada y que muchas personas no lleguen a tomar un curso de este estilo debido a tener mala información.

Veamos entonces cuáles son algunos de los mitos sobre estudiar un idioma en el extranjero.

-Estudiar en el extranjero es costoso:

Si bien es verdad que se necesita de una inversión de dinero, en los últimos años, han existido distintos tipos de planes para todos los bolsillos. Por supuesto que el costo dependerá del destino que elijas. No es lo mismo viajar desde España a Reino Unido que a Malta o a Estados Unidos. Además de eso, dependerá del tipo de curso que decidas realizar si se trata de un curso de un año o de unas semanas. Puedes obtener un curso personalizado a tu propio presupuesto.

-Si vas a un país extranjero, aprenderás un idioma:

Desde siempre se ha sabido que el hecho de ir a otro país de habla nativa, te permitirá aprender de forma más rápida un idioma. Y eso es verdad, pero no se consigue por arte de magia, hay que hacerlo con voluntad y con trabajo . Además de ello, una vez que se regresa al país de origen hace falta seguir practicando para no perder la fluidez.

 

-Estudiar un idioma en el inglés sólo sirve para perfeccionarlo:

Esto no es así, la realidad es que el estudiar un idioma en el inglés puede ser útil para todos los niveles. Los cursos están pensados tanto para personas que tienen un nivel de inglés básico así como para quienes realmente necesitan perfeccionarlo.