Eduard pasó un año estudiando en Irlanda y entre los contactos mantenidos con su madre encontramos los siguientes.

Noviembre:

Buenos días, solo deciros que estos días en Irlanda ha ido todo perfecto. Eduard llegó a Dublín y se encontró con un señor que lo llevó al hotel; todo muy bien coordinado. Después fuimos a Kilmallock y nos gustó mucho conocer por donde se mueve Eduard y con quien va. Conocimos sus amigos, vimos el colegio, el pueblo, la casa donde vive y nos encantó la familia; son gente muy maja. Estamos muy contentos.
Gracias por todo.

Junio:

¡Hola! ¿Cómo vamos?
Nosotros con Eduard ya en casa… de hecho ha pasado muy rápido, supongo que porque todo ha ido muy bien y Eduard ha estado muy a gusto con la experiencia. Os lo quiero agradecer porque vosotros habéis tenido mucho que ver. Habéis estado siempre encima y como padres nos hemos sentido muy tranquilos con vuestro apoyo constante.