Sara y su madre han querido compartir algunas palabras sobre cómo fue su curso escolar en EEUU.

SARA

¡Hola!

Pues estoy muy bien 🙂 Me he adaptado muy bien con la familia, por supuesto no son perfectos (ni yo) y tienen algunas cosas que no me acaban y que cambiaría, pero entiendo que tengamos diferencias y maneras de hacer las cosas diferentes también. En general estoy bien con ellos.

Mi inglés va mejorando. Lo que más noto que ha mejorado es el listening, entiendo lo que dice la gente y me entero de las clases. Lo que más me cuesta es que me salga fluido cuando estoy con un grupo de amigos, en un partido por ejemplo. Y a veces explicar algunas cosas como una historia o algo así, porque a veces me falta vocabulario que es imprescindible para explicar lo que quiero decir, y me atranco. Pero eso también lo he ido mejorando, ya no me tiro media hora diciendo huum, aaaam, antes de decir cada palabra y me sale más fluido que antes, aunque no perfecto.

Sobre el colegio súper bien. Me encanta y no me da pereza ir por la mañana ni me pongo súper triste cuando llega el lunes. No me aburre la rutina y eso me hace súper feliz.  Me estoy esforzando mucho y tengo un montón de deberes. Pero ahora que me han dado las notas veo la recompensa. Veo que ha valido la pena y estoy orgullosa de mí misma. El tiempo que llevo aquí lo estoy aprovechando y me está encantando.

MADRE

De momento el programa de Sara va muy bien, estamos muy contentos con la familia que le ha tocado. De hecho, están muy  implicados e intentan que tanto Sara como nosotros nos sintamos bien. Han preparado una serie de viajes especialmente pensados para que ella conozca la cultura americana, y me emociona ver cómo la gente está tan sensibilizada y pone de su parte tantos esfuerzos de manera altruista.

No tengo mucho contacto con Sara, para respetar el carácter del programa, y porque sé que está bien y feliz, y ella misma me pidió que tuviésemos contacto sólo por teléfono y esporádicamente, ya que entre que tiene que organizar su tiempo con las actividades que tiene allí, y la diferencia horaria, se hace difícil coincidir a menudo. Prácticamente tenemos que quedar un dÍa y a una hora para llamarnos. Pero estoy tranquila y contenta de cómo está saliendo las cosas. También la madre americana me manda de vez en cuando alguna foto de cosas que hacen.

Muchas gracias, y si tenéis alguna información más sobre Indiana, me encantará conocerla.